UBUNTU

¡Uno para todos y todos para uno!

 Es la famosa frase célebre de los tres mosqueteros.

Una forma de experimentar la solidaridad sería estableciendo una relación donde se es capaz de ver la realidad desde el punto de vista del otro. En Sudáfrica existe una ideología o regla ética enfocada en la lealtad, reconocimiento y en las relaciones entre las personas conocida como UBUNTU. Ubuntu es una forma de ser,  una manera profunda de experimentar la vida. Desde el Ubuntu se considera que la persona humana es un ente en continua relación. Y ¿qué es la relación? La relación es un estado  constante en todos los seres vivientes a tal grado que no podemos no relacionarnos. La forma en que te comunicas tiene un efecto directo sobre la calidad de las diversas relaciones que tienes en la actualidad. La manera en que te comunicas contigo mismo, a su vez, determinará tu calidad de vida. De igual manera la forma en que te comunicas con los demás será reciprocada de la misma manera. La calidad de tu comunicación en gran medida influenciará el nivel de satisfacción que tienes; tanto en tu vida como en  la relación que tienes con los demás.

Cuando nos sentimos solos añoramos la presencia y solidaridad del otro para recobrar el sentido de bienestar. El balance y la armonía no es otra cosa que el fruto que se obtiene de vivir relacionándonos sabiendo que realmente somos uno con el otro, que no existe tal cosa como el individuo desde la perspectiva de que tu y yo estamos separados. Somos parte de la misma esencia que nos mantiene a todos con vida. Tu ni yo podemos  estar bien mientras el que esta a nuestro lado esta mal. No existe el yo bien y el tu mal y a su vez pretender estar en balance. La única manera de yo verdaderamente estar en bienestar es si mis relaciones y maneras de comunicarme procuran el bienestar del otro.

¿Cómo se es desde el UBUNTU?

Más bien se podría decir “Soy en la medida que somos” Esta perspectiva genera un espacio sagrado que nos permite respetarnos desde la diversidad y riqueza del modelo de mundo de cada cual. Este espacio sagrado que nos une y nos hace uno en una experiencia de vida permite la realización de que somos porque soy, de que una persona se hace humana a través de las otras personas, de que, somos uno para todos y todos para uno. Muchas religiones tales como  el budismo, Cristianismo e Islam recogen esta verdad cuando enseñan que se debe “amar a tu prójimo como a ti mismo” esta aseveración necesariamente implica que dar y recibir es lo mismo. Cuando soy desde un profundo sentido de unión y conexión con el otro, enriquezco mi experiencia de vida  y elevo la calidad de la misma.

Una persona desde  UBUNTU  es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás y los acoge en momentos de fragilidad. Se alegra cuando otros son capaces de transformar su vida y se goza con el logro del otro. Indudablemente reconoce que si tu estas bien yo estoy bien. Que en la medida que los demás ganan yo gano. Que cuando yo estoy bien mi familia, amistades, compañeros de trabajo , vecinos estarán bien.

¿Qué sería lo contrario de UBUNTU?

Lo contrario a Ubuntu es pensar y actuar desde la falsa ilusión de que se puede vivir desde la indiferencia y estar bien.  El egoísmo, la envidia y el individualismo produce escasez en tu vida y esto genera un gran vacío existencial. La verdadera riqueza no consiste en acumular bienes, más bien, es una manera de ser en relación contigo y con los demás.

¿Cómo están tus relaciones? ¿Cuán sensible eres ante las necesidades del otro?  Y ¿Cuánto tiempo y esfuerzo dedicas a  otros que no representa retribución económica para ti? Estas preguntas pueden ayudarte a clarificar y moverte positivamente hacia la vivencia de Ubuntu en tu vida.

José Rivera Talavera

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*